Niños y niñas de 5, 6, 7 y hasta 11 años del Colegio de las Aguas Montebello tienen la oportunidad de aprender a cocinar y ser creativos a la hora de hacer los alimentos.

COCINARTE es el proyecto que dirige la profesora Jackeline Villareal, quien lleva 3 años trabajando en el Colegio de las Aguas con los niños y niñas más pequeños de primera infancia. Como docente profesional en preescolar, entiende la importancia que tienen los alimentos en el aprendizaje.

Por esta razón, Jackeline ha creado este espacio en el que los niños y niñas, a muy temprana edad, pueden aprender a valorar los alimentos y crear sus propias recetas utilizando los recursos que tienen a la mano. Este proyecto les ha ayudado a mejorar su motricidad fina porque aprenden a agarrar los alimentos, conocer los colores, texturas y sabores de las frutas y verduras. COCINARTE cumple una función muy importante en la formación de los más pequeños porque los aproxima al mundo de la gastronomía y los motiva para cuando lleguen a 10º. y 11º. y deban decidir la especialización en su bachillerato técnico. Este “precalentamiento” les sirve a los chiquitos para ir descubriendo sus talentos y poder ir definiendo sus proyectos de vida al momento en que se implemente la media técnica en gastronomía y carpintería dentro del programa académico del Colegio de las Aguas Montebello.

La profe Jacklin con sus pequeños chefs
La profe Jackeline con sus pequeños chefs.

Todos los lunes en la tarde llegan al salón los pequeños chefs y se sientan para escuchar a la profesora explicando la receta en el tablero y conocer los ingredientes, ha habido quienes han propuesto sus propias recetas, las cuales han sido incorporadas al programa. Ansiosos por entrar en acción, el miércoles se encuentran a la entrada del laboratorio de química donde comienza la función. Vestidos con sombrero y delantal, esperan por turnos para picar, pelar, batir y hasta quebrar huevos.

Este salón es el más adecuado para que el proyecto dé sus primeros pasos dado que cuenta con varias mesas grandes, un lavaplatos y un baño cerca. Sin embargo, las condiciones del salón no son las más adecuadas para realizar estas labores dado que el piso aún está en obra negra y se necesita enchapar todo el espacio para obtener más asepsia en la elaboración de los alimentos. La falta de una nevera dónde guardar los alimentos, de una estufa, una licuadora y los demás electrodomésticos y menaje necesarios, dificulta el desempeño del proyecto dado que el traslado desde la cocina principal es largo y en subida.

El proyecto ha sido tan bien acogido que en este momento ya tiene 32 estudiantes con una lista de otros que esperan poder entrar a su clase. Por eso, el sueño de Jackeline es tener una cocina propia y ampliar la capacidad del proyecto. Las mamás están felices y apoyan todas las actividades para recaudar fondos y mejorar las condiciones del proyecto, tanto así que han expresado querer también recibir clases. Una de ellas expresa emocionada “mi hija no fritaba ni un huevo, ni se arrimaba a la cocina”, y cuenta que su hija está contenta porque le ha enseñado cosas nuevas para que ella cocine en casa.

COCINARTE es entonces un preámbulo del taller de gastronomía de los Talleres de las Aguas que existe desde el 2009 y donde se educan jóvenes entre 17 y 25 durante dos años. Estos jóvenes practican haciendo a diario los almuerzos y refrigerios de todos los estudiantes del Colegio de las Aguas. De esta forma, el ejemplo que dan los mayores sirve de apertura para ofrecer una mejor nutrición y convertir este taller en un negocio social con miras a la sostenibilidad.

Agradecemos a todas aquellas personas que han hecho este proyecto posible, esperamos seguir creciendo en aras de ofrecer una mejor educación a los niños y niñas de Montebello y sus alrededores.

Lo invitamos a donar para que este proyecto siga creciendo.

 

3 Comments

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *