Al comenzar el año, el Hilfswerk der Deutschen Lions e.V, una iniciativa de apoyo internacional de los clubes de Leones en Alemania  donó el filtro de agua PAUL,  al Colegio de las Aguas Montebello. Su nombre significa Portable Aqua Unit for Lifesaving, y en español, unidad portable de agua para salvar vidas, así fue bautizado por quienes desarrollaron el filtro en la Universidad de Kassel en Alemania.

El filtro quita las bacterias patógenas del agua, así que al pasar por él, el agua queda limpia de bacterias que podrían causar fiebre tifoidea, cólera, diarrea, y erupciones en la piel entre otras enfermedades a las cuales se ha visto expuesta la comunidad de Montebello.

DSC_0161 (2)
El profesor Luis Fernando Jurado y Emperatriz Guerra con el filtro PAUL

El filtro está ubicado en el edificio la Mariposa, el comedor del Colegio de las Aguas. En esta cocina trabajan los estudiantes del taller de gastronomía con el profesor Luis Fernando Jurado y Emperatriz Guerra. Cada día elaboran, con el agua filtrada que han enfriado en la nevera desde el día anterior, el jugo del almuerzo para todos los estudiantes y profesores.

Cuando no tenían el filtro, debían tratar el agua de la llave con cloro para desinfectarla y poder beberla. Esta agua viene de un nacimiento de agua y no se puede beber así debido a la contaminación del medio ambiente, incluso el agua lluvia también contiene mugre. En Montebello hay un acueducto que le hace tratamiento al agua para dejarla potable, pero no tiene agua permanente para toda la gente de la comunidad, constantemente hay racionamientos y no llega el agua potable al Colegio. Por esta razón, los estudiantes y el profesor están usando el agua del nacimiento que está guardada en un tanque dentro del colegio.

El tratamiento con cloro ya no es necesario porque el filtro quita la mugre y las bacterias patógenas que antes destruía el cloro. El filtro es limpiado cada dos semanas para que siempre esté en uso y no se seque, podría dañarse si eso sucede.

¡Muchas gracias a la Universidad de Kassel por su donación y también al Club de Leones de Alemania, quienes pagaron los costos de importación de PAUL hasta Colombia!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *