Entrevista realizada a Dora Alba Moreno, coordinadora del programa Weltwärts.
Por. Darnelly Vera García

No se puede calcular el valor de pertenecer al programa Weltwärts y recibir cada año estos jóvenes, es una experiencia única, tanto para los voluntarios como para los niños y jóvenes de Cali que tienen la oportunidad de conocerlos.

Los voluntarios comparten sus conocimientos en idiomas, en sistemas o en artes, pero también son un ejemplo, ahí está el verdadero trabajo social, ellos proyectan a los niños y jóvenes colombianos para que construyan su futuro, al verlos que a pesar de venir de otro país y hablar un idioma diferente, ellos desarrollan sus proyectos con esfuerzo y responsabilidad, eso hace que quieran imitarlos.

Voluntarios en Cali (5)
Diana Cristina Nica, voluntaria en el Colegio de las Aguas

Características de los jóvenes voluntarios.

Ser voluntario en otro país no es fácil, se debe tener disposición al cambio, facilidad para asimilar otras culturas, dar todo el tiempo por algo que no va a ser remunerado pero que va a aportar conocimiento, además de la actitud también es importante la personalidad, ser sensible, sociable, hiperactivo, los voluntarios deben ser jóvenes que busquen alternativas para desarrollar bien su trabajo con un 100% de disposición.

Esas son las características de los voluntarios que hemos recibido y por eso ha sido una experiencia muy positiva, que nos ha permito dar a conocer más a la Fundación Escuela para la Vida en la ciudad, nosotros hemos conformado una red con las instituciones a las que enviamos voluntarios y cada día llegan más solicitudes de otras que quiere participar en el programa en beneficio de los niños y jóvenes de sectores marginados, ahora también nos conocen por el programa de voluntariado y estos jóvenes se han convertido en replicadores de nuestras acciones.

El trabajo que desarrolla cada voluntario es admirable, ellos son productivos y recursivos, no se quedan solamente en lo que se les propone sino que van más allá, son jóvenes que aportan desde su iniciativa de acuerdo a las necesidades que ellos ven en cada institución y trabajan arduamente por sus proyectos, incluso garantizan la continuidad de los mismos con otros jóvenes que vengan el año siguiente. Todos los voluntarios trabajan con todo el amor del mundo.

DSC00429
Robin Brosowski, voluntario en el Colegio de las Aguas

Mika y Lili viaje alrededor del mundo.

Este año (2014) tenemos una experiencia única, es elogiable, fue una propuesta que surgió desde los voluntarios y ellos mismos la han construido y desarrollado, es un evento artístico sin precedentes en Cali, en el que participan los niños de las diferentes instituciones para construir una puesta en escena en la que cada grupo presenta lo que ha trabajado en la clase con los voluntarios, es teatro, danza, música, circo, artes, todo en un mismo evento.

El proyecto “Mika y Lili, viaje alrededor del mundo” es una muestra de hasta dónde ha crecido nuestro programa, de la mano con todas las instituciones que hacen parte de la red, los voluntarios han trabajado bastante en esto y tienen todo muy organizado, la logística, la alimentación, el transporte y la puesta en escena, han trabajado en todo y esta es la primera vez que un grupo de voluntarios hace algo así.

10570523_877950595568293_2061700800041921702_n
Niños de la Fundación Samaritanos de la Calle que participan del proyecto “Mika y Lili”

Weltwärts de revés.

Ahora los jóvenes caleños van a tener una oportunidad única, ellos podrán ir a Alemania y mostrar otra cara de nosotros, de que somos trabajadores, estudiosos, comprometidos, que la carencia de recursos económicos no es una barrera para construir sus proyectos de vida, estos jóvenes representaran lo que somos, gente que sale adelante, que lucha. Es la oportunidad para que ellos puedan ir a aprender y regresar a aplicar en su entorno.

Por tal motivo hemos seleccionado jóvenes emprendedores comprometidos con una causa social, que tal vez no se habían atrevido a soñar con ir a otro país, pero que ahora serán ejemplo y podrán mostrarle a otros que sí se puede cuando se hacen las cosas bien. Vamos a iniciar con dos, Lisa y Diana, ellas deberán dejar en alto el nombre del programa y motivar a otros que quieran seguirlas, para que se preparen, se esfuercen por estudiar y sean competitivos.

El principal reto de los jóvenes que quieran viajar a Alemania va a ser el idioma, ellos deberán tener un nivel de alemán que les permita comunicarse para que puedan ir a diferentes instituciones y aprender, de lo contrario no se logrará el objetivo. Por eso deberán ser autodidactas y el ejemplo de los voluntarios alemanes es importante, cuando ellos llegan a Colombia tienen un básico de español, pero buscan la manera de aprender más rápido, con su diccionario, viendo películas, tratan de aprender todo el tiempo, es una cuestión de voluntad, el deseo imperioso de hacerlo.

10527369_827523170605818_5006375335035068204_n
Bienvenida de los voluntarios 2015 a Lucia y Yolanda quienes estuvieron en Alemania preparándolos para su viaje a Colombia

Jóvenes Alemanes / Jóvenes Colombianos

Cuando se es joven no hay fronteras, tanto los de allá como los de aquí son iguales, son jóvenes, con las mismas inquietudes, vulnerables en las enfermedades, le temen a las inyecciones, lloran, están tristes cuando sus relaciones sentimentales no funcionan, se deprimen si tienen problema familiares, todos son iguales, en su carácter, en su forma de ser, todos son maravillosos.

Ser un Weltwärts es tener mucho amor para lo que se hace en el marco de un trabajo social, no todas las personas tienen esa capacidad, ellos no saben a lo que se van a enfrentar o lo que van a vivir, si no tienen una conciencia de querer hacer bien su trabajo difícilmente lograran su objetivo.

Voluntarios en Cali (10)
Encuentro deportivo entre los voluntarios Weltwärts y los estudiantes de los Talleres de las Aguas Montebello

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *